x
Breaking News
More () »

COVID-19 impacta de manera desproporcionada a la comunidad hispana en Tennessee

En Tennessee, los hispanos representan menos del 6% de la población, sin embargo, representan el 14% de todos los casos de COVID-19.

KNOX COUNTY, Tennessee — Editors' Note: This story impacts the Hispanic community in East Tennessee, so we have provided this resource for them in Spanish. You can read the English version here.

La familia de Nehemiah Portillo acaba de sobrevivir a algo muy aterrador.

"No me importaría contarte algo personal", dijo Portillo.

“Mi abuela hace tres semanas se contagió de COVID-19, estábamos muy, muy preocupados por su vida”, él dijo.

Su abuela tuvo que ir al hospital. Portillo estaba allí cuando llego la ambulancia para llevarla. Dijo que fue un momento angustioso para toda su familia.

"Su sistema inmunológico no es el mismo que el de nosotros", dijo. "Ella es fuerte, sí, pero aun así tiene 80 años".

La abuela de Portillo es una de las más de 23,000 personas de la comunidad hispana que ha contraído COVID-19 en Tennessee. Sin embargo, los números de COVID-19 nacionales y locales desglosados por raza y etnia muestran una imagen desproporcionada y desigual. En el condado de Knox, la comunidad hispana representa el 13 por ciento de todos los casos, pero solo el 4,6 por ciento de la población.

RELATED: Casos de hispanos con coronavirus se incrementa en Tennessee

En Tennessee, vemos el mismo modelo desigual, los hispanos representan el 14 por ciento de los casos, pero solo el 5.7 por ciento de la población.

"No vine a este país para morirme, tengo muchas ganas de vivir", dijo la madre Karol Paz.

Paz se mudó a Knoxville desde Venezuela hace cuatro años y tiene dos hijos. Ella dice que todavía está considerando si debería dejarlos volver a la escuela o si deberían aprender en casa.

RELATED: Escuelas del condado de Knox anuncian plan para reabrir las escuelas

"Tienen sentimientos encontrados porque extrañan a la escuela, extrañan a sus amigos", ella dijo.

Claudia Mata siente lo mismo. Ella también es mamá. Ella limpia casas, cose y trabaja como voluntaria en Centro Hispano.

"Me siento preocupada pero no quiero mostrarlo", ella dijo. "Si yo me preocupo, ellos se van a preocupar".

Sin embargo, su familia está trabajando para mantenerse lo más informada y segura posible.

“Si no voy a trabajar, no tenemos lo básico y es por eso les digo a los niños... vamos a vivir lo mejor que podamos y luchar como podamos y con suerte no nos infectamos” ella dijo.

Mata dijo que su trabajo tiene medidas de seguridad y eso ayuda.

“Nos dan guantes, desinfectante de manos y tenemos que lavarnos las manos todo el tiempo, mascarillas… distanciamiento social… todo lo que se supone que debemos hacer”, dijo Mata.

Aun así, las cifras nacionales muestran que los afroamericanos, los hispanos y los nativos americanos todavía tienen tasas de COVID-19 más altas que otros grupos.

La población negra y nativa americana tiene una tasa cinco veces mayor que la de las personas blancas no hispanas y la población hispana tiene una tasa cuatro veces mayor que la de las personas blancas no hispanas.

Con esta necesidad hay organizaciones como Centro Hispano y Hola Lakeway que quieren llenar esos vacíos.

“Mi primer pensamiento son en las familias que se han sido afectadas”, dijo la directora de Hola, Betsy Bonilla Jiménez.

Hola Lakeway ayuda a las comunidades de inmigrantes en seis condados.

RELATED: HOLA Lakeway to launch academic center to help Hispanic families

“Hola ha estado trabajando con el sistema escolar del departamento de salud asegurándose de que toda la información esté disponible en inglés y en español”, dijo Jiménez.

Pero agregó que los desafíos van más allá de la barrera del idioma.

RELATED: Dilema de aprendizaje virtual para los estudiantes hispanohablantes

“Tienen que salir y trabajar en diferentes trabajos de agricultura, fábricas o jardinería. No hay forma de que se queden en casa porque tienen que trabajar, yo creo que el trabajo que hacen es esencial”, dijo. "Yo hablo con las personas afectadas y me dicen que no saben que van a hacer porque son 14 días sin trabajar y si no trabajan como van a pagar las facturas”?

Pero ¿por qué sucede esto? Le preguntamos al Departamento de Salud del Condado de Knox qué está haciendo para responder esa pregunta.

"Creo que aún no sabemos con certeza, pero estamos analizando los datos", dijo Liliana Burbano con el departamento de salud del condado de Knox.

“Encontramos que las personas de familias hispanas… son trabajadores esenciales que al principio no estaban obligados a usar una máscara o que el distanciamiento social no se aplicó por completo en su lugar de trabajo” dijo Burbano.

Pero esa no es la única razón y las comunidades de todo el país están exigiendo más respuestas y más recursos.

Semanas después de hablar con Portillo, volvimos a hablar con él para ver cómo estaba su abuela.

"Ella está mejor, pudo salir del hospital", dijo Portillo. "Se ha ido recuperando poco a poco, la pusieron en un tanque de oxígeno, pero hace tres semanas dejó de usarlo, así que está mejorando gradualmente".

Mientras que eso es una buena noticia para su familia, Portillo dijo que era sin duda una experiencia difícil y quiere que la comunidad tome esta situación muy seria.

"Cuídate, lávate las manos, usa siempre tu mascarilla para que lo que le pasó a mi familia no te pase a ti", dijo Portillo.

To read this article in English, click here.